¿Sabías que una persona puede llegar a sufrir 200 resfriados a lo largo de 75 años de vida? Ahora el vino es una solución válida para reducir esta cifra.

Ya es conocido por todos las propiedades curativas del vino que reducen el riesgo de padecer un infarto, demencia o derrames cerebrales.

Hoy se ha dado un paso más. Un estudio reciente ha demostrado que este producto también tiene propiedades que combaten el catarro común. Y es que, según los investigadores, tomar un par de copas de vino al día reduce un 40% el riesgo de coger un catarro.

Esto es así porque contiene propiedades que nos ayudan a desarrollar cierta inmunidad contra los 200 virus que ocasionan esta enfermedad. Una de estas propiedades son los altos niveles de antioxidantes de esta bebida, llamados flavonoides. Estos son los encargados de limpiar el exceso de químicos dañinos producidos naturalmente por el cuerpo.

Ahora ya tienes la excusa perfecta. Con catarro o sin él, siempre quedará una buena copa de vino.

Tomar un par de copas de vino al día reduce un 40% el riesgo de coger un catarro.

Tomar un par de copas de vino al día reduce un 40% el riesgo de coger un catarro.